Sin dudarlo, y marcando una diferenciación, la senadora provincial Lorena Petrovich aseguró que en el cierre de lista de Juntos Quilmes, “no hay militantes de mi sector que integren la lista presentada en Quilmes por el exintendente Martiniano Molina”, cuando mucho se hablaba que la abogada quilmeña, Patricia Caparelli (2da en la lista quilmeña) era proveiente de ese sector, sabiendo que ha venido trabajando allí desde hace tiempo.

“Las razones por las que decidimos como espacio no integrar la lista local, tienen dos conceptos básicos que es bueno que el electorado tenga claro para evitar suspicacias que no ayudan al proyecto colectivo. La primera es política: entendemos que nuestro espacio, el PRO, pata fundamental y fundacional de Juntos, no tiene la representación suficiente ni consensuada. La segunda es más profunda: no hay forma de garantizar la práctica plena de la paridad que tanto hemos defendido desde mi estructura si las listas siguen siendo encabezadas por hombres, hecho que expone la más simple de las matemáticas. Entendíamos que era momento de fundar las bases reales de la paridad, y en muchas conversaciones públicas previas, aparecía ese compromiso.”

“Trabajamos por un proyecto local que garantice el sostenimiento de nuestros valores centrales en los próximos dos años, y sea sustento del trabajo por volver a gobernar el Quilmes que tenemos que recuperar. Estamos convencidos que esto no se logra dentro de un coto cerrado de dirigentes que sabemos valiosos, pero no infalibles.  Seguiremos aportando aun con más fuerzas para que la comunidad de Quilmes, la provincia de Buenos Aires de la mano de Diego Santilli y la Nación toda, regresen a la senda de la educación, el trabajo, las libertades y la transparencia.”