No hubo lugar donde la diputada quilmeña, la lilita Mónica Frade, expusiera y denunciara la gestión del exintendente de Martiniano Molina cuando estuvo al frente del Municipio de Quilmes, incluso tambièn algunos de sus movimientos polìticos.

Nula en lo territorial, y con muy poco peso específico en lo político, ahora Frade busca consolidar acuerdos políticos, y tras una reunión en la Ribera de Quilmes, en la propia casa del ex Intendente, consiguió el amparo legislativo del bloque. Encuentro del que también participaron el diputado provincial, Guillermo Sánchez Sterli, y los concejales del PRO María Sotolano, Guillermo Galetto e Ignacio Chiodo.

Según se explicó, el encuentro tuvo como eje la coordinación de equipos de trabajo entre los concejales de juntos por el cambio y la dirigencia de la Coalición Cívica Ari. Los legisladores se comprometieron a articular desde sus bancadas en Nación y Provincia, tareas comunes y coordinadas, con los ediles presentes.

De la reunión también participaron el vicepresidente de la Coalición Cívica Ari Quilmes, Gastón Asprea; los funcionarios Ignacio Espínola y Fabián Grande; la secretaria de Formación Política de la CC Ari Quilmes, Lorena Galván y la periodista quilmeña Sofía Méndez Lamn.