Tras la apelación de los letrados de uno de los ex policías condenados por la denominada Masacre de la Comisaría Primera de Quilmes, Hugo D’Elía, tras negársele la excarcelación solicitada bajo libertad condicional, la Justicia habilitó que el pedido sea definido por la Suprema Corte Bonaerense.

Luego que el pasado 22 de abril se le denegara la libertad condicional, la defensa apeló la medida y se le concedió el recurso de apelación interpuesto, por lo que ahora será el turno de la Suprema Corte de la Provincia la que debe resolver la excarcelación del ex policía condenado.

La Masacre de la Comisaría Primera de Quilmes ocurrió en la noche del 20 de octubre de 2004 cuando policías ingresaron a las dos celdas de la Comisaría Primera de esa localidad, que alojaba a 17 adolescentes, a quienes golpearon y sometieron a torturas.

En reclamo, los detenidos iniciaron un incendio y motín, que derivó en la muerte de los cuatro jóvenes: los mencionados Maldonado y Figueroa, Elías Giménez (15) y Miguel Aranda (17).

Maldonado fue el primero que falleció -el 21 de octubre- tras el incendio, mientras que el día siguiente murió Figueroa; el 25 de octubre, Giménez, y el 11 de noviembre, Aranda.

Por las torturas y el incendio, se encuentran sentenciados a penas de entre 3 y 16 años el excomisario Juan Pedro Soria, el subcomisario Basilio Vujovic, el oficial inspector Fernando Pedreira, el cabo Hugo D’Elia, los agentes Franco Góngora, Gustavo Altamirano y Elizabeth Fernanda Grosso, y los oficiales Gustavo Ávila, Héctor Jorge Gómez y Juan Carlos Guzmán.