Quedó claro en la apertura de las sesiones ordinarias legislativas 2019, donde el intendente Martiniano Molina no sólo arengó con la frase que será a partir de ahora su leitmotiv, sino que buscará la comparación con administraciones anteriores en el inconsciente, o consciente colectivo vecinal: “Quilmes Mejor”, frase que empieza a verse incluso en afiches y en la calle.
“Molina hizo más que cualquier Intendente en materia de obras de infraestructura, nunca a antes se había hecho tanto”, mencionan una y otra vez en el entorno de Magdalena ‘Magdy’ Acuña, la nueva cabeza comunicacional de Martiniano, la mujer donde él está poniendo uno de sus mayor énfasis y apuesta de cara a la campaña que ya empieza a arrancar. Una carrera que para el oficialismo será difícil, complicado, pero no imposible el sueño reeleccionista, incluso, y de acuerdo a fuentes de este medio, se sabe que en la oposición más dura y descarnada en lo distrital, como podría ser la precandidata de la Cámpora, Mayra Mendoza, reconocen en off que Martiniano sigue tejiendo una buena, y en algunos casos muy buena, aceptación de vecinos.
Así, mostrando confianza, en el primer párrafo en su alocución en la Casa de la Cultura, el Jefe Comunal quilmeño mostró confianza y contó que este era “el último discurso de su primer mandato”.

“Estoy convencido de que hemos iniciado un período de transformación histórica para nuestra ciudad que quedará para siempre, y más aún, sé que no han sido tiempos fáciles para nuestros vecinos. Es por eso que mi más profundo agradecimiento es para ustedes, los quilmeños, que confiaron en mí para liderar, hace más de tres años, la transformación que busca torcer 25 años de abandono”, enfatizó.
“Quilmes está mejor porque juntos hicimos cosas que eran impensadas. Porque nadie hubiera pensado que en solo 3 años podíamos hacer y finalizar la primera etapa de las obras hídricas en Villa Alcira y Villa Luján; la ampliación de la red de sumideros y desagües pluviales para más de 40 mil vecinos, las obras hidráulicas en avenida Otamendi y avenida Iriarte que empezamos el año pasado. Y continuamos, porque el martes tuvimos la primera reunión para la conformación del Comité Hídrico de la cuenca San Francisco – Las Piedras. Una obra de saneamiento que queremos comience cuanto antes, porque será una solución definitiva. Histórica. Eso es Quilmes Mejor”.
Del mismo modo, resaltó que se avanza en la conexión de más de 127.000 vecinos a la red de agua y 130.000 a la de cloacas; y destacó la puesta en marcha del plan de urbanización más ambicioso de la historia de Quilmes en los barrios Papeleros, Monte Matadero, Los Álamos, la IAPI e Itatí.
“Fuimos a lugares donde nunca antes había ido un solo funcionario público. Lugares donde ‘los de siempre’ solo llegaban en época electoral para pedir votos. Y nosotros estuvimos ahí. Estamos ahí. Con médicos, pediatras y profesionales de salud para brindar servicios de vacunación, libreta sanitaria, consultas, estudios”; en esta línea, Molina se refirió también a la implementación del servicio de emergencias SAME y el innovador sistema de atención primaria de la salud Red AMBA, con una inversión de 350 millones de pesos.
Por otro lado, en lo que respecta a seguridad, el intendente resaltó como logros de la gestión la apertura del Centro Único de Monitoreo, con 500 cámaras conectadas y monitoreadas permanentemente y 200 a instalar en toda la ciudad. Y la inauguración del Destacamento Policial en Ezpeleta que suma un total de 14 puestos policiales que antes no estaban.
Por otra parte, el Intendente de Quilmes detalló las obras de infraestructura más importantes como el Metrobús de la Avenida Calchaquí, la finalización y habilitación de los bajo vías de Don Bosco, Bernal y Ezpeleta, la renovación de más de 800 cuadras de avenidas y arterias principales, la reparación integral del histórico Camino General Belgrano, el ensanche de la Avenida Mitre, el bacheo y reencarpetado de las avenidas más importantes de la ciudad, la reparación integral de más de 300 cuadras de veredas, la instalación de 1500 rampas y los más de 400 refugios para colectivos.
“Estas obras cambiaron para siempre la circulación y la calidad de vida de todos los quilmeños. Cómo no voy a estar convencido de que hoy Quilmes está mejor”, repitió Martiniano Molina.