Carla Lacorte presentó junto a su abogada María Aída Bassi en el Juzgado de Ejecución Penal 2 de Quilmes el escrito de apelación a la libertad asistida del policía que le disparó para que sea ele-vado a la Cámara de Casación Provincial.
La medida fue tomada por el juez de ejecución penal Merlini de Quilmes, quien además le redujo la condena en ocho meses y le otorgó la libertad condicional por lo que los años que Salmo pasó efectivamente en prisión se redujeron sensiblemente.
Asimismo, Lacorte planteó que “Merlini le dió a Salmo un triple beneficio: le bajó ocho meses la condena por “buena conducta” más la libertad anticipada más la salida a los dos tercios de su condena, toda una serie de privilegios, más que beneficios, de los que no goza ningún preso común, pero sí se le otorgan a este policía de gatillo fácil que representa un verdadero peligro para la sociedad, como lo demostró cuando desató una balacera en una calle llena de gente. De esta manera Merlini actúa acorde con la impunidad con la que manejó este caso la justicia quilmeña, a la que sólo logramos arrancarle una condena efectiva después de más de una década de lucha y movilización”.
Lacorte estuvo acompañada en la presentación por Marta Ungaro, hermana de Horacio Ungaro, detenido desaparecido en La Noche de los Lápices, Cristina Cabib, de la Comisión de Homenaje a las Madres de Plaza de Mayo de Quilmes, Luz Santos Morón y Maine García del CeProDH y dirigentes del SUTEBA, el CECSEA, el PO, el MST, IS y el PTS.