Se supo, aunque extraoficialmente, que las bajas de personal político municipal contratado no llegaron a las 150, más allá de rumores que indicaban otros números. Par ATE, el número es superior y están en alerta. Sin embargo, una alta fuente del gobierno le aseguró a este medio que no creía que haya otras desvinculaciones. Lo que sí se supo que habría en breve un análisis pormenorizado del personal de planta, ya que consideran que hay trabajadores a los que se les desconoce realmente su función o área.