Así se denomina la anual Misa de la Esperanza que organiza hace 24 años el Obispado de Quilmes. El nuevo encuentro religioso que se realizará este sábado 16 en el Cruce Varela. Junto con esta Misa se celebrará la III Mundial de los Pobres, que instituyó el Papa Francisco en 2017, el fin de semana previo a la fiesta de Cristo Rey.
Todo está programado para que a las 19 horas se realice la XXIV Misa de la Esperanza en el Cruce Varela con la consigna “La esperanza de los pobres nunca se frustrará”. Celebración que contará con la presencia del Obispo de Quilmes Carlos José Tissera, el Obispo Auxiliar de Quilmes Marcelo Julián (Maxi) Margni, y los sacerdotes y diáconos de la Diócesis.
Junto con esta Misa se celebrará la III Mundial de los Pobres, que instituyó el Papa Francisco en 2017, el fin de semana previo a la fiesta de Cristo Rey. Durante la celebración, se realizará la premiación del Primer Concurso de Dibujo y Pintura de la Vicaría de Solidaridad de la Diócesis de Quilmes.
La Misa de la Esperanza se hace todos los años en el Cruce de Varela. Se celebra en la Diócesis de Quilmes desde 1996, cuando la situación política y social del país de aquellos tiempos -con los altísimos índices de desocupación, la angustia de la gente y la falta de oportunidades- motivaron esta Misa.
En aquel año, el Obispo Jorge Novak invitó a proclamar la esperanza cristiana en un día que luego quedó como fecha fija: la fiesta de Cristo Rey. De esta manera, cada año se trata de afirmar concretamente la presencia del Reino de Dios en la vida de este pueblo diocesano, con su opción preferencial por los más pobres y necesitados, y su incondicional amor misionero, explicaron.
A partir de 2018, con el Obispo Carlos José Tissera, se instituyó como fecha para celebrar la Misa de la Esperanza el fin de semana previo a Cristo Rey cuando se realiza la Jornada Mundial de los Pobres, que el Papa Francisco instauró en 2017.
“El lugar elegido para levantar el altar de la Misa de la Esperanza ha sido históricamente el Cruce Varela, un punto geográfico significativo para la Diócesis de Quilmes, no solo por el alto tránsito de gente que llega de todos lados, sino por tratarse de un sitio en donde confluyen los tres partidos que la conforman: Berazategui, Florencio Varela y Quilmes”, afirmaron.