El delito parece sorprender día a día. El Suburbano supo que anoche dos delincuentes quemaron los juegos para niños en una plaza de Quilmes Oeste. El hecho sucedió en el paseo público ubicado en la calle Unamuno entre Madres de Plaza de Mayo y Ayolas, en pleno corazón de Quilmes Oeste, y donde suelen concurrir numerosos vecinos diariamente, fuera de cuarentena.

Testigos le aseguraron a este medio que “necesitan más controles policiales, “ya que el problema con algunos ladrones que habitan en la Villa La Vera -ubicada a 400 metros de este lugar-; los mismos vándalos que destruyeron también los bancos donde juegan los chicos. Viven haciendo daño, no se puede seguir así”. Y añadieron que son delincuentes que suelen deambular día y noche por la zona los que provocaron este nuevo delito en el barrio.

“Falta luz en la cuadra, la hemos pedido varias veces, pero seguimos a oscuras”, resaltan los vecinos, en un pedido reiterado a la Comuna.