A través de un proyecto de Ley los intendentes podràn, si es que se aprueba, separar la fecha de la elección de los comicios provincial y presidencial. El texto impulsado por Sergio Massa está en Diputados y su aprobación puede ser clave para los jefes comunales.
Impulsado por los diputados massistas Ricardo Lissalde, Rubén Eslaiman y Javier Mignaquy, el proyecto apunta a que los inten-dentes puedan anticipar y separar los comicios locales de la elección provincial y nacional. También, los habilita a elegir el sistema de votación e internas.
El proyecto es claro, se busca la autonomía municipal. De aprobarse la normativa, los jefes comunales podrán anticipar y separar los comicios locales de la fecha provincial y nacional. Situación que puede provocar más de un dolor de cabeza a las autoridades provinciales, dado que más allá de adelantar o postergar la realización de los comicios, los Intendentes pueden elegir el sistema de votación y a definir el sistema de internas. Podrán elegir entre el sistema tradicional de boleta sábana, la boleta única de papel o la electrónica.
Aseguran que la propuesta genera ruidos en todos los sectores, aunque es tentador para todos los intendentes. Pero de aprobarse se podrían dar 135 elecciones diferentes. Más la elección de cargos nacionales y provinciales.
Ferraresi, Mussi y Martiniano
Los intendentes, Jorge Ferraresi (Avellaneda) y Juan Patricio Mussi (Berazategui), quienes vienen ganando y con una muy alta aceptación de gestión, vecinal se verían sumamente favorecidos con esta determinación, sobre todo para ampliar la brecha y no dejar arrastar una potencial ola que acompañe a la candidata provin-cial, hoy sin dudas, Marìa Eugenia Vidal.
El jefe comunal Martiniano Molina (Quilmes), sigue siendo hoy el dirigente más conocido en el distrito y con un alto nivel positivo de imagen. También el quilmeño se verìa favorecido. Hay quienes muestran a Martiniano en encuestas locales que lo dan muy finito con la oposición kirchnerista (con muy buenos números en toda la Tercera Sección Electoral), apuntando muchos de los consultados a su sociedad política con el macrismo. Si bien en la última elección intermedia no la encabezò Martiniano, igualmente ganó en Quilmes, pero por apenas dos escasos puntos de diferencia.