Desde hace tiempo, los trabajos de OPISU (Organismo Provincial de Integración Social y Urbana) en Villa Itatí llaman la atención fina de algunos actores, como por ejemplo este medio, que buscan sin suerte respuestas básicas, como empresas, montos,  inversiones realizadas al momento, etcétera. Se sabe que el empresario (quilmeño) Pablo Gustavo Aparo, “rey de la contratación directa” en CABA, operó para meterse en la reurbanización de la zona en convivencia con el ministro provincial Santiago López Medrano y distintos amigos funcionario provincial, increíblemente con contratos de locación allí mismo; muchos hoy de capa caída, a pesar de buscar lazos con el PJ en un hipotético futuro gobierno. Algo de imposible inserción. La oposición y algunos medios ya ponen la lupa en el tema, sin encontrar hasta el momento una respuesta concreta.