Asomaron los primeros fríos y la multidenunciada Edesur vuelve con más cortes y baja tensión en gran parte del distrito. Problemas que hace tiempo son emparchados y que con un gran consumo vuelve a averiarse.
Pese a los castigos implementados por los organismos que controlan el funcionamiento de las empresas de energía, Edesur sigue haciendo de las suyas. Días atrás el centro quilmeño sufrió un gran apagón que por horas mantuvo sin energía a toda la zona.
Los cortes se replicaron en numerosos barrios del distrito, generando gran malestar que se suma a las demás demandas insatisfechas que por estas semanas vive el país. Un combo explosivo que provoca gran tensión en la comunidad.
En el oeste de la ciudad, el pasado fin de semana, los vecinos padecieron baja tensión que con el correr del día finalmente fue subsanado por la multidenunciada Edesur.
La baja tensión se vivió durante toda la madrugada y parte de la mañana del sábado en gran parte de Solano. Situación que provocó sucesivas intermitencias que generaban el temor de los usuarios a terminar con artefactos quemados por las subas frecuentes que se registraban.
Al cierre de esta edición, situaciones similares se sucedían en varios lugares de Wilde y Sarandí. Barrios que se ven afectados constantemente y que con el correr de las horas no avizoran una pronta solución.
Hay que recordar que ante los reiterados padecimientos de los avellanedenses, el intendente Jorge Ferraresi reclamó en la Justicia Federal la prestación de un buen servicio por parte de la empresa de energía eléctrica.
De esta forma, Edesur sigue haciendo de las suyas y sin ánimos de mejorar. Hechos que se repiten a diario en todas las localidades de la Región. Algo que no debería suceder si la empresa invirtiera como correspondiese.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………….

Otra vez Nuevo Quilmes: Unas 50 casas del countrie se “colgaban”
de la luz; más del 10 por ciento del barrio cerrado con irregularidades
No es la primera vez que vecinos del barrio cerrado de Don Bosco violan la ley. No solo muchos no pagaban sus impuestos a la Provincia y a la Mu-nicipalidad, sino que ahora se conoció que robaban energía a la multidenunciadaEdesur: Se detectó que 57 casas se abastecían de la red de manera clandestina.
Tras los operativos realizados por Edesur se informó que en toda el área de concesión, ya fueron identificados más de mil usuarios “enganchados” que no pagaban por el consumo, y se abastecían de la red de manera clandestina.
“Del total en infracción 20 ya regularizaron su situación en oficinas comerciales de Quilmes”, se explicó de la empresa. Y se agregó: “Estas viviendas no tenían medidor y estaban conectadas directamente al cableado de baja o media tensión. A todos se les interrumpió el suministro y se los intimó a registrarse como nuevos clientes”.
Asimismo, se explicó que en días se realizará una nueva inspección para controlar que los desconectados no se hayan enganchado del nuevamente. De ser así, se detalló que se accionará judicialmente a los ladrones de energía.