Timming Cero: Con la inseguridad y la crisis en alza, los Policías locales cambian el uniforme, ¿era momento? Terminó una etapa.

Por orden de la Superintendencia de Seguridad Local estableció que los efectivos de la Policía Local dejen de usar el uniforme por el que fueron bautizados Pitufos. A partir de ahora, los uniformados se mimetizarán con sus pares de la Bonaerense. Salvo algunos detalles menores: La boina y el escudo de la fuerza.

El color celeste por el que se caracterizaba el uniforme, sólo le queda la boina y el escudo de la Fuerza Local. A partir de ahora, los policías locales usarán el uniforme de la Policía Bonaerense: azul oscuro.

El Suburbano tuvo acceso a la disposición policial, la que establece que durante el verano los policías deberán usar camisa manga corta color azul, con emblema institucional en formato de brazo en manga izquierda. Emblema que deberá ser en formato de brazo de fondo negro, con escudo bordado “Provincia de Buenos Aires”, en forma de semicírculo en arco superior. Sobre parte inferior, la inscripción “Policía” en línea recta. Ambas en color dorado. Se colocará en manga izquierda. Y en manga derecha escudo bordado identificatorio de la Superintendencia de la Policía de Seguridad Local. Pantalón bombacha color azul. Y boina de paño de color celeste.

Mientras que en invierno se anexará una garibaldina color azul, largo a la cadera con emblema en formato de brazo, fondo negro, bordado con el Escudo de la Provincia de Buenos Aires en manga izquierda, con inscripción “Provincia de Buenos Aires”, en forma de semicírculo en arco superior, sobre su base, en línea recta la inscripción “Policía” de color plateado, y en brazo derecho emblema identificatorio de la Superintendencia de Policía de Seguridad Local. Con cuatro bolsillos con tapa en su frente. Charretera porta insignia en sus hombros y con cordones ocultos en la cintura y en su parte inferior, con abotonadura oculta por cartera. En sus puños sistema ajustable mediante botones. En su interior lleva abrigo desmontable mediante botones, en tela matelaseada, tipo cardigan. Y camisa de color azul manga larga sin bordado de emblema institucional.

Con este cambio de vestimenta, la Provincia entierra a la Fuerza que fe creada por el gobierno anterior, por la que se buscaba dotar de mayor seguridad a cada una de las grandes intendencias municipales. Hecho por el cual, la mayoría de los jefes comunales de la Región reclamaron días atrás a la gobernadora financiación y el paso de la fuerza a la órbita comunal.