Luego de más de tres años de interrupción por la obra de electrificación, el ramal Vía Circuito que une Berazategui – Bosques de la línea del tren Roca volvió a funcionar con una visita algo extraña del presidente Mauricio Macri, quien optó por no cruzarse con vecinos de Ranelagh que lo esperaban para transmitirle sus problemáticas.

El Presidente recorrió acompañado de funcionarios un tramo del circuito en Tren. Todo estaba programado para el descenso en la espléndida estación Ranelagh, hecho que tuvo que ser abortado ante la multitud de vecinos que lo esperaban para contarle sus problemáticas ocasionadas por los fuertes y numerosos tarifazos, lo que origina grandes dificultades para poder llegar a fin de mes.

Por esta situación, la comitiva integrada –entre otros- por la gobernadora María Eugenia Vidal, y el ministro de Transporte Guillermo Dietrich continuó hasta detenerse alejados de la multitud que los esperaba.

La vuelta del ferrocarril implica que llegue nuevamente a las estaciones Villa España, Ranelagh y Sourigues. Por su parte, Bosques retomará la conexión con la Vía Quilmes.

En septiembre de 2015, la gestión de la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner inició las obras, que continuó el actual gobierno, de electrificación en el Roca, esto derivó en que el 90 por ciento de los ramales diesel dejaran de funcionar.

En 2017, el tren eléctrico comenzó nuevamente a circular con la inauguración de los ramales Varela- Bosques; Sarandí-Quilmes- Berazategui – La Plata, pero restaban estas tres estaciones que mañana finalmente retornarán al funcionamiento.

El pasado lunes comenzaron las pruebas de circulación de la formación y se extendieron a lo largo de la semana. Las mismas contaron con la presencia del presidente de Ferrocarriles Argentinos, Guillermo Fiad, y del titular de Trenes Argentinos Operaciones, Marcelo Orfila.