La precandidata a diputada nacional por la Provincia de Buenos Aires, Manuela Castañeira, visitó Quilmes en el marco de una serie de visitas a distintos puntos de la provincia de Buenos Aires para llevar la propuesta del Nuevo MAS, que tiene como eje la renovación de la izquierda para ser una alternativa anticapitalista a la crisis y a la precarización laboral. 

La referente del Nuevo MAS expresó: “Nuestra propuesta de llevar el salario básico a 100.000 pesos generó gran repercusión y abrió un debate a nivel nacional de cara a las elecciones: son los intereses de los grandes capitalistas los que deben ser afectados para taerminar con los salarios de miseria y la precarización”. Y concluyó: “Hay que ser concretos. El sector agropecuario obtiene ganancias extraordinarias, con el precio de las commodities en niveles récord historicos, mientras que el salario es el más bajo en 18 años: hay empezar que cobrar 50% de retenciones al agro y redistribuir esos ingresos para poner en el centro las necesidades de las y los trabajadores”.
Por su parte, Luis Di Bartolo, precandidato a concejal en Quilmes, expresó que “en Quilmes proponemos cobrar mayores impuestos a los especuladores desarrolladores inmobiliarios para garantizar el acceso a la vivienda digna y generar trabajo genuino mediante el impulso de la obra pública bajo control de trabajadores y vecinos”. Y agregó: “Es necesario triplicar el presupuesto en salud y educación e impulsar un salario básico de 100.000 pesos”.