“Voy a trabajar desde la oposición, el futuro dirá dónde voy a estar en 2021, si será desde un ámbito legislativo”, declaró el intendente Martiniano Molina sobre su futuro político, y a días de dejar la Intendencia de Quilmes tras la derrota electoral del pasado 27 de octubre.
“Siempre es más difícil una reelección. Cuando emerges como alguien nuevo de la política, después de cuatro años ya sos político, y muchas veces los políticos no contamos con demasiada ascendencia en la ciudadanía pero la gente valoró mucho todo mi camino”, aseguró el mandatario comunal a Télam.
Molina remarcó que hubo “una situación económica difícil y compleja que quizás no se la atribuían al gobierno local, y eso colaboró con que haya sido una buena elección local”. “Pero yo soy parte de un espacio político que tiene un presidente y una gobernadora, y voy a seguir trabajando para continuar fortaleciendo este espacio y no vamos a aflojarle”, agregó.
Al hablar del encuentro que mantuvo con su sucesora Mayra Mendoza, afirmó que la diputada “fue bastante crítica de la gestión del “Barba” (por Francisco Gutiérrez), e incluso admitió que el municipio está muy diferente como lo va a recibir ella a como lo recibí yo”.
Sobre el futuro el futuro de la fuerza política que integra Molina aseguró que no tiene dudas de que tanto el presidente Mauricio Macri como la gobernadora María Eugenia Vidal “demostraron claramente su capacidad de liderazgo” para el camino que deberá emprender como oposición Juntos por el Cambio a partir del 10 de diciembre aunque no descartó el surgimiento de nuevas figuras.
Para Molina, Macri fue el artífice de un cambio de paradigma de la política argentina según el cual “debajo de un líder no crecía nadie”, y permitió que emergiera en Juntos por el Cambio “una cantidad enorme de dirigentes que no venían de la política”, como fue su caso cuando desembarcó como candidato y abandonó el mundo de la cocina.
“Si naturalmente surge algún otro liderazgo” dentro del espacio “se va a discutir en una mesa” de diálogo, como la que reunió esta semana a los principales dirigentes de Cambiemos.
“Este espacio tiene un montón de figuras y Mauricio ha sido completamente distinto en la política que se dirimió en los últimos años en Argentina, una forma de hacer política que sostiene que donde está el líder abajo no crece nada, él promovió una apertura enorme para que muchas personas que no venían de la política crezcan”, concluyó.