Así lo afirmó la candidata a Diputada Nacional de Juntos, la concejal quilmeña Maru Sotolano, en una entrevista exclusiva con AgenciaSuburbana. Diálogo en el que resaltó la figura de Martiniano Molina, el por qué cree que el vecino volvió a elegirlos, cuál es su visión de futuro, y más…

¿Qué análisis hacés del desarrollo de las elecciones PASO?

Muy positivo. La elección superó nuestras expectativas. Teníamos en nuestras recorridas y caminatas la percepción de la gente que nos iban a acompañar. Y la elección de noviembre va a ser muy superadora.

¿Cómo se encaminan a partir de ahora a Noviembre, seguirán con la misma forma de hacer campaña o se va a modificar?

Siempre cerca del vecino. Principalmente nuestra campaña la realizamos caminando, escuchando, y llevando nuestras propuestas. Y en este caso, de cara a Noviembre se suman los radicales y todos los actores políticos. El equipo de Facundo Manes y de Diego Santilli están todos juntos diagramando las recorridas conjuntas. La lógica de Juntos es Juntos en todo sentido: Juntos caminando, Juntos en la campaña, y recorriendo cada distrito y diagramando agenda común. Estando cerca de la gente y llevando nuestras propuestas con un discurso de poner le fin al populismo y ponerle fin a La Cámpora.

En referencia a la PASO que se desarrolló en Quilmes, ¿se consolida el molinismo?

Nosotros tenemos una enorme responsabilidad. Martiniano (Molina) es una figura preponderante. Principalmente en Quilmes es la figura por lo que representa. Este es un gobierno que genera mucho malestar y que no da respuesta. El vecino que nos acompañó lo hizo porque este gobierno es un desastre. Y Martiniano fue un intendente de cara a la gente. El aporte que le da Martiniano, no solamente en Quilmes, en la Tercera Sección Electoral, porque Martiniano aportó votos a la Sección, en una Sección muy compleja porque hay un voto que siempre nos cuesta capitalizar, y la verdad que aportó mucho, mucho, y así se dio el resultado.

También entendemos que esta PASO vinieron a consolidar el espacio. Manes vino a hacer su aporte. Y Santilli también, que viene con la experiencia de la seguridad en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con la baja del delito. Todo esto hizo un gran aporte sumado al de Martiniano.

Para nosotros es una filosofía nuestra diversidad. Por eso la gente sigue confiando nosotros. Y lo que vemos del otro lado es todo distinto: Al Presidente lo ningunean y no tiene palabra. La PASO terminó y trabajamos todos Juntos para ganar en Noviembre y trabajar Juntos de cara al 23 para ganar la Nación, la Provincia y no solamente Quilmes.

Cómo candidata a Diputada nacional por la Provincia, ¿cuál será tu aporte a Quilmes?

Mi expectativa en el Congreso también será ser una diputada que tenga presencia en el territorio. Que trabaja caminando junto a la gente. Desde ese lugar llevaré proyectos que beneficien a los Bonaerenses. Obviamente no dejaré de recorrer el distrito porque mi corazón y mi pertenencia es quilmeña. Mi vocación está puesta que en el ’23 podamos recuperar Quilmes.

Tengo una preocupación que son los jóvenes, la recuperación de la educación en los jóvenes que muchos de ellos han desertado con la importancia que tiene la educación para la reconstrucción de un país. Me gustaría que los jóvenes tengan oportunidades y no tengan que irse del país. Esto está pasando, como el aumento de drogas, la inseguridad en los barrios populares. Qué futuro van a tener esos jóvenes en la Provincia si no fortalecemos la educación y el empleo para los jóvenes.

Mucha de esa gente que hoy los vuelve a apoyar fueron los que les dieron la espalda en el 2019, ¿por qué creés que esa gente hoy vuelve a confiar en ustedes?

Claramente cometimos errores, pero la problemática económica en nuestro país no se dio por primera vez en el 2019. La problemática económica en Argentina viene desde hace años. Nosotros reconocimos el error, a diferencia del gobierno actual que niega la realidad y nos mienten. La diferencia entre un espacio y otro es la negación de la realidad. Si vas a negar la realidad, la realidad se va a venir encima. Reconocer que te equivocas no es un dato menor: es un gesto de humildad, es un gesto de autocrítica que no todos lo hacen, por lo menos el Presidente (Alberto Fernández) no lo hace y no da el ejemplo. La gente vuelve a confiar en nosotros porque siente honestidad en nuestra palabra y nunca los dejamos solos. Trabajamos para todos los argentinos, y acá hay un gobierno que trabaja para un reducto muy chico de amigos. Hay una gran decepción a este gobierno que nunca cumplió nada de todo lo que prometió. Y no es culpa de la pandemia porque no planifican. Es un gobierno de improvisados y el Presidente tiene la palabra totalmente devaluada.

¿Qué le dirías al elector de cara a Noviembre?

Que no pierda la esperanza. que es posible trabajar para recuperar la Argentina si trabajamos juntos. Parece trillado, pero no lo es. Trabajemos para lo que el vecino Bonaerense le importa: reforma laboral, reforma impositiva, y así trabajemos para bajar la inflación.

¿Cómo imaginas el ’23?

Imagino una foto del día después ganando la elección. Recuperamos el país y recuperamos la República, poniéndole un freno al kirchnerismo y a partir de ahí una convocatoria a todas las fuerzas políticas para acordar los puntos básicos que los argentinos necesitan para que el país comience a crecer sostenidamente y no estemos cada cuatro años en una crisis política e institucional porque hay un gobierno como el que tenemos ahora que no da respuestas.

¿Se podrá dar ese gran acuerdo que planteás?

Creo que va a llegar un momento en que la Argentina no va a dar para más y el argentino va a salir a la calle a plantearnos la necesidad. Esta crisis social que tenemos no se sostiene. Y sin planificación sostenida en el tiempo no va a generar más inversión, más trabajo, más educación. Por eso es necesario el acuerdo de puntos básicos que el argentino necesita.