Por diferentes razones, todas positivas, la Fundación San Mateo se ha convertido desde hace años un centro modelo en referencia a la Protección Social y al tratamiento de personas en situación de consumo problemático. Por ello, diferentes funcionarios y personalidades intentan conocer, visitar e interiorizarse de lo que se realiza en esta institución con cabecera en San Vicente, y que dirige Javier Silberman.
 Ayer miércoles, Laura Alonso, secretaria de Inclusión Social de la Nación, visitó San Mateo, junto al intendente de San Vicente, Nicolás Mantegazza.
La funcionaria contó que visitaron la Fundación San Mateo, «junto a quienes venimos implementando el Plan Nacional de Protección Social que impulsamos a través de la Secretaría. El director del espacio, Javier Silberman, nos contó sobre cómo se vienen desarrollando los talleres de herrería, carpintería, informática, serigrafía y promoción de derechos para personas que se encuentran en situación de consumo problemático, que llevamos adelante trabajando en conjunto; y trabajar de manera articulada con los gobiernos locales y cerca de la gente es nuestro mayor compromiso para construir una patria para todos y todas».
Asimismo, el funcionario municipal contó que charló con Silberman «sobre los proyectos que tienen para esta comunidad que recibe alrededor de 50 personas que atraviesan situaciones de consumo problemático. «Nosotros acompañamos a estos espacios que siguen trabajando en la atención y tratamiento de quienes asisten a estos dispositivos territoriales», agregó.
Por su parte, el director del lugar, Javier Silberman, se volvió a mostrar «orgulloso y entusiasmado» por el trabajo que llevan adelante en San Mateo. «Con perseverancia, dedicación, seriedad y profesionalismo intentamos aportar desde este lugar lo mejor para poder construir entre todos una sociedad mucho mejor», dijo su Director.