La intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, recorrió el fin de semana junto a la directora general de la UGL XXVII Quilmes del PAMI, Daiana Saavedra, cuatro Centros de Jubilados y Pensionados (CJYP) locales, a los que se les entregó un subsidio solidario de sostenimiento bajo la modalidad “Apoyo Extraordinario”, en el marco de la pandemia por el coronavirus. 

“Fue un año muy difícil el que pasó y todavía no terminó la pandemia del coronavirus, pero hay algo bueno para resaltar y es la solidaridad y vocación de estar unidos para salir adelante de nuestra población, y principalmente de los centros de jubilados y el gran esfuerzo que hicieron todos y cada uno de ustedes”, sostuvo la Jefa Comunal.

“Todos los que tienen responsabilidades dentro de PAMI y dentro del Municipio nos pusimos a pensar cómo hacer para acompañar y ayudar a que cuando vuelvan las actividades dentro en los centros de jubilados, al menos tener la posibilidad de reparar el techo; tener un baño en mejores condiciones; pintar el centro, para que cuando podamos volver a abrir las puertas de todos estos lugares tan queridos, con tanto trabajo y tantas horas depositadas en estos lugares comunes, estén mejor. Y esto fue una iniciativa de PAMI que entre todos y todas articulamos para que se pueda hacer, porque a pesar de vivir lo difícil que fue el año pasado siempre pensamos como salir adelante”, consideró Mayra.

Luego, la Intendenta agregó: “Hace un año y medio había otro gobierno que tenía en mente otro Estado. Y ese Estado era el que planteaba que los jubilados no necesitaban, no tenían o no merecían tener los remedios gratis, como sí Luana (Volnovich), Alberto (Fernández) y Cristina (Kirchner) han planteado ahora. Es una reparación a las pérdidas y al avasallamiento de derechos que se habían hecho en el gobierno anterior con un Estado completamente indiferente, indistinto, perverso. Porque quitarle a los jubilados los remedios garantizados, es perverso”.

El evento se desarrolló en el CJYP “Remolcador Esperanza”, de Quilmes Oeste. Dicha institución fue alcanzada por el beneficio al igual que los centros “Ferroviario y Naval” de Ezpeleta, “San Valentín” de Bernal Oeste y “Volver a vivir” de Villa Alcira. El objetivo de PAMI es continuar con la colaboración a las entidades que nuclean a las personas mayores para que puedan realizar las refacciones necesarias y, una vez que las autoridades sanitarias lo indiquen, abran sus puertas en mejores condiciones.