Así lo afirmó la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, recorrió la construcción del nuevo edificio para el Jardín de Infantes Nº 942 “Rayuela” de Don Bosco, obra largamente esperada por la comunidad del barrio luego de más de 30 años de lucha por un espacio definitivo.

“Recorrimos la obra del nuevo edificio del Jardín de Infantes Nº 942. A partir del acompañamiento del Gobierno Provincial estamos construyendo tres aulas con sanitarios integrados, cocina, SUM, dependencias administrativas y un patio. Redoblamos el compromiso de mejorar la infraestructura escolar para garantizar una educación pública de calidad”, dijo la Jefa Comunal en las instalaciones del nuevo edificio escolar, acompañada por el director provincial de Infraestructura Escolar, arquitecto Juan Martín Zabaleta, el secretario de Educación de Quilmes, Joaquín Desmery, y la directora del establecimiento, Mariana Stramelini.

Luego de recorrer la obra que está pronta a terminar, junto a la intendenta Mayra Mendoza, el director de Infraestructura Escolar afirmó: “Es un placer encontrarnos en estas situaciones tan gratas y emotivas como llevar adelante una escuela”.

Sobre la obra, el funcionario provincial informó que forma parte de un programa que se lleva adelante en forma articulada entre los estados nacionales, provinciales y municipales: “Es un edifico fantástico con un entorno excepcional en el cual estamos generando las condiciones adecuadas para que más de 150 familias puedan traer a los chicos en condiciones dignas para poder iniciar y transitar su primera infancia”.