Una fiesta se vivió en el bunker de la diputada nacional Mayra Mendoza, quien se consagró victoriosa en la elección interna del Frente de Todos en Quilmes.

Con un amplio triunfo, Mendoza será la candidata oficial del Frente de Todos en Quilmes y buscará arrebatarle la intendencia al jefe comunal Martiniano Molina.

Durante la noche sus palabras se hicieron esperar. Mendoza esperó a la militancia que defendía los votos en cada una de las escuelas del distrito. COn la mayoría de ellos en la puerta de la Casa del Frente de Todos en pleno centro quilmeño, donde se había apostado un escenario y una pantalla gigante, Mendoza no dudar en convocar a todos y todas.  Convocó “a toda la militancia peronista, a todas las fuerzas progresistas de Quilmes, a todos los vecinos y vecinas que sueñan con construir una realidad mejor”.

Durante su discurso, agradeció a los vecinos por elegirla. Y convocó a la comunidad a la elección de Octubre. “Todos superó a Cambiemos en todos los niveles en nuestro distrito”, remató bajo la alegría de los militantes que celebraban la elección.

“Vamos a seguir trabajando para construir, a partir de octubre, la ciudad que nos merecemos con Alberto Fernández y Cristina (Fernández de Kirchner) en la Nación, con Axel (Kiciloff) en la Provincia”, remató.

Asimismo, señaló que recibió el llamado de los precandidatos que la felicitaron y se pudieron a disposición. Y no dudó en convocar al resto de los participantes de las PASO para ganar el gobierno comunal. “Me han llamado todos los precandidatos a intendentes por el Frente de Todos para ponerse a disposición, cada compañero tiene mucho para aportar y con todos estamos de acuerdo en que hay que ponerle fin al desastre que ha generado este gobierno”.

“Agradezco enormemente a cada militante no solo por el esfuerzo que han hecho en estos meses de campaña, sino también y sobre todo, porque en cuatro años del desastre económico y social que generó Cambiemos se mantuvieron siempre de pie, solidarios y organizados para revertir la situación que sufren nuestros vecinos en cada barrio”, agregó.

“Tenemos una enorme responsabilidad, este modelo económico no se aguanta más, la desidia y la mentira de María Eugenia Vidal no se aguanta más, el abandono y la postergación en la que se encuentra nuestro municipio con Martiniano Molina no se aguanta más! Tenemos que ponernos de pie, todos juntos, todas juntas, hombro con hombro, y caminar y caminar cada rincón de la ciudad para poder, el próximo 27 de octubre, gobernar Quilmes para transformarlo definitivamente, para revertir cada situación injusta que vive nuestra gente”, afirmó.

Todo fue una celebración. Y el cántico más festejado fue: “A volver, vamos a volver. Ooohhh vamos a volver, a volver, a volver, vamos a volver”.