La intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, encabezó ayer 24 de marzo de la colocación de una placa en homenaje a los trabajadores y las trabajadoras de la salud desparecidos durante la última la dictadura cívico militar, en el Instituto Municipal de Medicina Preventiva Dr. Ramón Carrillo (ex Dispensario), ubicado en Torcuato de Alvear e Islas Malvinas, en el marco de la conmemoración del Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia.

Además, se quitó una placa colocada en la inauguración de la citada sede sanitaria durante el mandato del exintendente de facto de Quilmes, Julio Cassanello, en 1981, en honor al genocida exgobernador de la Provincia durante la dictadura, el general de brigada Ibérico Saint Jean.

En el acto, Mayra llamó a “mantener viva la historia de lucha, a partir de la reconstrucción de cada parte de la memoria colectiva, que es la que constituye nuestra identidad” y destacó que “hoy estoy acá con Catalina, mi hija. No es sin pensarlo, sino que de generación en generación tenemos que seguir transmitiendo nuestra historia”.

“Durante los últimos cuatro años del gobierno anterior hubo una decisión política de desestimar, olvidar, desconocer, no respetar lo que fue este momento para la Argentina, que vivimos con mucho dolor. Y el exintendente confundió un excentro clandestino de detención con un bache, no puede ser que un Intendente, una persona que esté a cargo de este Municipio, desconozca, ignore y le falte el respeto a toda nuestra población. Esto no es hablar mal de alguien, sino ponernos en valor nosotros mismos, no podemos permitir que alguien que desconoce nuestra historia, que la desprecia, gobierne el destino de un municipio, de una provincia o de una Nación. Porque quien no respeta el pasado, de ninguna manera puede construir un futuro mejor”, afirmó la Jefa Comunal.

Asimismo, Mayra aseguró que este tipo de homenajes son “una obligación moral, militante, ética, de reconocimiento de nuestra historia y en memoria de todos los compañeros detenidos desaparecidos que están presentes en esa fuerza de lucha que tenemos”, y agregó: “el sentido de nuestra vida es luchar, pelear, militar, gestionar por la liberación nacional y por una patria más justa, y eso es lo que tantos compañeros y tantas compañeras han querido y seguimos queriendo”.

Estuvieron presentes en la actividad el secretario de Salud de Quilmes, doctor Jonatan Konfino; su par de Derechos Humanos, Hugo Colaone; el director del Instituto Municipal de Medicina Preventiva Dr. Ramón Carrillo (ex Dispensario), Diego Timpanaro; el director general del Hospital Oller de San Francisco Solano, José Manuel Pepe, y el director de Redes del Oller, doctor Matías Gallastegui, entre otros funcionarios municipales y colectivos de Derechos Humanos de Quilmes.

EN EL SITIO DE LA MEMORIA Y EX CENTRO DE DETENCION CLANDESTINO EL POZO DE QUILMES

Asimismo, la intendenta quilmeña y funcionarios estuvieron en otra de las actividades enmarcadas en la conmemoración del Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, en las que plantó un árbol en el ex Centro Clandestino de Detención y Tortura (CDDyT) Pozo de Quilmes, de donde luego partió la denominada Caravana por la Memoria.

“Estuvimos en el Sitio de la Memoria y ex Centro Clandestino de Detención Pozo de Quilmes en el marco de la campaña ‘Plantamos memoria, sembramos futuro’ para recordar a quienes militaron por una patria con justicia social, inclusiva y con derechos. Hace 45 años comenzaba el golpe cívico-militar que intentó arrancar de raíz los sueños de 30 mil compañeras y compañeros que formaban parte de una juventud que militaba por la igualdad y que creyó que una Argentina para todos y todas era posible”, sostuvo Mayra, acompañada por el secretario de Derechos Humanos de Quilmes, Hugo Colaone; la integrante del Colectivo Quilmes, Memoria, Verdad y Justicia, Viviana Buscaglia; funcionarios de distintas áreas del Municipio y representantes de diferentes organizaciones.

La Jefa comunal añadió: “De la mano de las Madres y las Abuelas de Plaza de Mayo aprendimos a levantar las banderas de memoria, verdad y justicia y a decir nunca más. Esos pibes y pibas fueron una semilla que día tras día sigue floreciendo y siempre estarán vivos en quienes creemos en la política como una herramienta de transformación”.

La jornada comenzó en el Sitio de la Memoria de Quilmes, en Allison Bell 700 esquina Garibaldi, donde funcionó el ex CCDyT Pozo de Quilmes. Allí Mayra plantó un árbol nativo en el marco de la campaña nacional Plantamos Memoria, con motivo del 45º aniversario del golpe de Estado del 24 de marzo de 1976, en una actividad conjunta entre organismos estatales y organizaciones sociales para plantar 30.000 árboles en todo el territorio nacional.

Además, en el lugar se reparó la pintura de los pañuelos que representan a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo y se inauguraron banners “Sitio de la Memoria, defensa y promoción de los Derechos Humanos ex Centro Clandestino de Detención Pozo de Quilmes”.

Caravana por la Memoria

A continuación, se realizó la Caravana de la Memoria, que partió del Sitio de la Memoria de Quilmes (ex CCDyT Pozo de Quilmes) y recorrió por Allison Bell hasta Alem, pasando por la comisaría Quilmes 1ª (intersección con la calle Sarmiento), continuando por Alem hasta la avenida Hipólito Yrigoyen hasta Olavarría, cruzando la vía hacia avenida 12 de Octubre, pasando por la comisaría Quilmes 3ª (esquina Gran Canaria), siguiendo por 12 de Octubre hasta avenida La Plata, llegando a Rodolfo López, por esta avenida hasta Camino General Belgrano doblando a la derecha hasta la rotonda de Pasco y por Eva Perón hasta Donato Álvarez.

A la vez, se llevó a cabo la misma actividad de plantado de árbol en el ex CCDyT Puesto Vasco, sito en Pilcomayo 69, en Don Bosco Oeste. De ahí también salió una caravana hacia el mismo destino: la intersección de las avenidas Donato Álvarez y Eva Perón (ex Pasco).

Una vez ahí, se trasladaron unos 150 metros hasta la avenida Pasco al 4600, donde se reunieron con otra caravana proveniente del ex CCDyT Pozo de Banfield y recordaron la denominada Masacre de Pasco, donde integrantes de la Triple A fusilaron a 8 militantes peronistas, el 21 de marzo de 1975.

La caravana fue convocada por el Consejo del Sitio de la Memoria de Quilmes, en el que el Municipio es uno de los integrantes. En se cumplió con todos los protocolos, sin bajarse de los autos. También se plantaron más de 100 árboles nativos en escuelas, sociedades de fomento y espacios públicos.

Árboles nativos proveídos por el Vivero Municipal

En el marco de la campaña “Plantamos Memoria”, desde la Subsecretaría de Promoción Ambiental se abasteció de árboles a todas las áreas del Municipio, escuelas, clubes  y asociaciones vecinales que los solicitaron. Se entregaron 230 ejemplares nativos y ornamentales del Vivero Municipal.