La intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, y el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación, Jorge Ferraresi, encabezaron este martes la entrega de 7 créditos hipotecarios Casa Propia a vecinas y vecinos de Quilmes, Ezpeleta y Bernal, que están destinados a la construcción de viviendas.

“Quiero agradecerle como siempre a Jorge y a su gestión, porque es quien nos da la posibilidad de ir cumpliendo con el sueño de la casa propia, que no quede en esa idea casi imposible de alcanzar, sino que se vaya materializando”, aseguró Mayra.

Asimismo, la Jefa comunal destacó la gestión del Gobierno para el desarrollo habitacional afirmando que “no solamente están logrando como política nacional que tengamos acceso a estos créditos, sino que también estamos comenzando con obras de casas que habían quedado abandonadas durante cuatro años y ahora las estamos reactivando”.

Por último, la Intendenta remarcó que “esto muestra que hay un Estado presente y hay un Estado con voluntad de reparar muchas cosas que habían quedado rotas en otro momento y también de seguir avanzando en sueños, pero que son derechos, porque esto es un derecho y hoy está garantizado”.

Al tomar la palabra, Ferraresi indicó que “vamos por 185 familias de Quilmes que están construyendo con el apoyo de esta política pública, y 47 mil en toda la Argentina. La casa es un derecho. Tenemos que seguir en este camino para que más argentinos pueden llegar a esta misma situación. Este es el desafío. A nuestros hijos les tenemos que dejar un país que les permita cumplir los mismos sueños que hoy cumplen ustedes”.

Posteriormente, Mayra y Ferraresi visitaron a Carlos Domínguez, vecino de Villa Cramer que se inscribió y resultó beneficiario del programa Casa Propia. “Hoy vinieron Jorge Ferraresi y Mayra, me entregaron los planos aprobados de la casa, así que podemos decir que ya terminamos todo. Tenemos los planos aprobados del Municipio y la casa terminada. Ahora tenemos que empezar a pagar las cuotas”, explicó Carlos.

También comentó que el trámite fue muy simple, rápido y sin contratiempos.