El Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, a través del Ministerio de Seguridad, llevó a cabo un operativo de saturación policial  en el distrito. Con la participaron de más de 50 agentes, el objetivo es incrementar la presencia de efectivos en los barrios, aumentar los controles y prevenir los delitos, para llevar mayor tranquilidad a los vecinos de la Ciudad. Asimismo, asignó a Berazategui 48 nuevos agentes de policía.

Los procedimientos de saturación consisten en grandes despliegues estratégicos en lugares críticos, donde hay un mayor número de hechos delictivos. En estos operativos actúan coordinadamente efectivos de distintas dependencias de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.
En ese marco, el director provincial de Relaciones con la Comunidad del Ministerio de Seguridad bonaerense, Leonardo Martínez Herrero, subrayó: “Desde el ministerio vinimos a trabajar por los vecinos”.
Por su parte, el secretario de Seguridad de la Municipalidad de Berazategui, Raúl Torres, aseguró: “Con estos megaoperativos el objetivo es llevar mayor tranquilidad a la población, como pretenden el gobernador Axel Kicillof, el ministro Sergio Berni, y nuestro intendente Juan José Mussi”, y agregó: “Intensifican los trabajos en barrios puntuales donde hay problemáticas de delitos”.
Mientras tanto, el comisario inspector a cargo de la Estación de Policía de Berazategui, David Pussatti, explicó: “Se trata de reforzar la seguridad, de conseguir procedimientos positivos, tanto secuestros de armas como de drogas. Estamos trabajando todas las comisarías del distrito, el Comando de Patrullas, la Comisaría de la Familia, Infantería, Caballería, Investigaciones y el Grupo de Prevención Motorizada (GPM)”.
En cuanto a los 48 efectivos asignados al distrito, 24 serán destinados al Comando de Patrullas, mientras que los 24 restantes pertenecen a una Sub Delegación en Berazategui de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Quilmes.