Tuvo un error de cálculo o creyó que realmente los vecinos de Plátanos iban a quedarse rindiendo pleitesía. Error que vuelve a potenciar el intendente Juan José Mussi con el envío de Cartas Documentos a periodistas y medios de comunicación en búsqueda de censurar y atemorizar el tratamiento de la noticia a pocos meses de una elección. Error que podría subsanarse retrotrayendo la polémica iniciativa que no fue consensuada con los vecinos residentes del lugar y que genera un fuerte rechazo en ese lugar y sus cercanías, que no quiere de ninguna manera transformarse en zona tumbera. Todo para que su posición quede asentada sin críticas que busquen una mejor democracia. O aún más: Un mejor ejercicio de la democracia.
En el caso de El Suburbano, Mussi no sólo busca acallar la utilización de un sinónimo de Alcaidía. Hecho que no hace a la preocupación vecinal, ya que la diferencia entre Cárcel y Alcaidía es un tecnicismo que hace a la cantidad de presos alojados en calabozos. Para la Real Academia Española, el Aicalde es la “persona que tiene a su cargo el gobierno de una cárcel”. Y la definición de Cárcel: “Local destinado a reclusión de presos”.
Tecnicismo que el vecino de Plátanos realmente no le interesa. Lo que el vecino quiere es que Plátanos no se convierta en una zona tumbera. Ya que todo detenido antes de ir a un penal, sea asesino, violador o ladrón de gallina, primero pasa a tener su estadía por una Alcaidía, ya que es el primer paso del sistema penal bonaerense.
También se molestó por la última tapa de El Suburbano. Diseño de Tapa que caracteriza cada portada durante los 21 años de nuestra vida periodística, algo ilógico que la única intención que tiene es la del simple humor de una temática informativa sobre sucesos que acontecen a la Región. Esta vez, fue la superposición de Mussi sobre la figura de Diego Torres en la emblemática secuencia fílmica en la que el actor pide auxilio para que lo saquen de la Cárcel. Perdón, Alcaidía. Para graficar, se entiende que Mussi está a los gritos, como todo parece indicar, sobre el tema Cárcel. Perdón, Alcaidía.
Intendente Mussi, el gran problema no es la utilización de la palabra Cárcel. Su preocupación debería enfocarse en consensuar con la comunidad de Plátanos la construcción de esa iniciativa, o mejor aún, trabajar fuertemente para desterrar la inseguridad que aqueja no solo a Berazategui, sino a la Región, situación por la cual hace en que varias ciudades vecinas tengan o proyecten también la construcción de un centro de detención.

No deja de llamar la atención que un dirigente inteligente, experimentado y veterano como Mussi, con el récord de años como Jefe Comunal y habiéndose sabido camuflar y avanzar dentro de las distintas ramas del peronismo, haya caído en este error de principiante enojado. Tal vez también, mal asesorado por algún letrado con más búsqueda justificar su nombramiento que otra cosa.
Periodísticamente, es claro que el tema no hubiese trascendido fuertemente si el Intendente de Berazategui no hubiese impuesto la mayoría, forzando su aprobación sobre tablas en el Concejo Deliberante sin acuerdo con la oposición, y sin la posibilidad de escuchar la voz de los residentes de Plátanos para consensuar con la comunidad su edificación.
Intendente Mussi, El Suburbano informa las noticias que a usted le gustan y también aquellas cosas que suceden en Berazategui que usted no quiere que salgan a la luz. Ese es el rol del periodismo. No hacemos política. Hacemos periodismo. Y hace 21 años que nuestro eslogan es: “Observamos todo. Informamos todo”.

Foto gentileza Alberto Moya

Foto gentileza Alberto Moya