Desde el viernes pasado y hasta el sábado, el ex intendente Martiniano Molina hizo una visita a la ciudad bonaerense de Balcarce invitado por una ONG y con el fin de colaborar a la elaboración de 2500 pan dulces que fueron donados para la refacción de una escuela. Acompañados por el concejal Guillermo Galetto, hombre de confianza, y el ex funcionario Lucas Araujo, Martiniano visitó al jefe comunal Esteban Reino (Juntos por el Cambio), y recorrió entidades, donde lo recibieron con amplia repercusión por su alto conocimiento público. Aseguran que algunos allegados a Molina se atrevieron a soñar con un futuro provincial… ¿Será?