Durante la apertura de sesiones legislativas, el Intendente Mussi dio un discurso, similar a una charla Ted, y desconcertó a todos los presentes mostrando una foto vieja en la que vestía una remera de Quilmes. Admitió que de chico le daba vergüenza decir donde vivía

El inusual momento se dio en medio de la charla distendida e innovadora con la cual el intendente, Juan Patricio Mussi, no solo abrió las sesiones de este año sino que mostró parte de la gestión atravesada por la tecnología. Hubo cruce de miradas entre los propios concejales oficialistas. Y generó rostros de sorpresa en los tres precandidatos a intendentes de Quilmes por el Partido Justicialista que asistieron a la presentación: Daniel Gurzi, Angel García y Roberto Gaudio.
Durante un momento de su discurso, mientras en la pantalla principal se veía una foto de él acompañado de amigos con remeras que decían Quilmes, expresó: “Miren esta foto. Estamos en Córdoba con mis amigos en los 90′. Fuimos de vacaciones, teníamos 16 años. Las remeras dicen “Quilmes”. Las habíamos comprado blancas y las estampamos nosotros mismos usando un esténcil, para decir que éramos de otro lugar, porque nos daba vergüenza decir que éramos de Berazategui”.
A partir de ese momento, el Intendente comenzó a hablar del creci-miento de su ciudad, la construcción de una identidad y el orgullo de pertenecer a ella que se vivió en los últimos tiempos.
“Hasta hace algunos años íbamos a comprar, íbamos al médico, íbamos al Río…. todo en Quilmes, pero ¿qué pasó en el medio? Pasó que nos pusimos a construir Berazategui”, finalizó Patricio Mussi.