Luego del discurso del presidente Alberto Ferández sobre la nueva fase de la cuerentena, el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, dijo sentir «que lo que sigue es el cierre absoluto de todo», ya que cree que es la única manera de que bajen los contagios.

«Sicerramos todo tres semanas en Fase 1 se bajarán potentemente los contagios», a lo que luego consideró también que «15 días con cierre de clases más toque de queda y reducción de actividades recreativas es prudente. Alberto Fernández conduce uno de los momentos más duros de la historia del país y escucha» a la vez que precisó que en Provincia de Buenos Aires «Axel Kicillof hizo una inversión histórica», añadió el funcionario bonaerese.

Respecto de la suspensión de clases presenciales en las escuelas por un período dedos semanas, indicó: «Tenemos establecido un sistema de virtualidad». Asimismo, recalcó que el Poder Ejecutivo «no tiene un fetiche con cerrar las clases» y que aun así «no alcanza».