“Tenemos prueba de que fue un invento para descalificar la tarea del delegado y de los trabajadores, porque no somos ladrones”, afirmó el secretario General de ATE Quilmes, Claudio Arévalo, en conferencia de prensa en la que defendió a los trabajadores municipales Claudio Salto y al delegado Guillermo Escurra, acusados por robo de autopartes de un galpón municipal. Además, presentó denuncias penales por falsa denuncia y solicitó que la Intendenta Mayra Mendoza reincorpore inmediatamente a los municipales señalados.

Tras narrar los hechos y las versiones oficiales y la de los municipales acusados por el robo de partes de automóviles de un predio municipal, Arévalo no dudó en defender a los trabajadores: “Tenemos prueba de que fue un invento para descalificar la tarea del delegado y de los trabajadores, porque no somos ladrones. Todos los días salimos a ganarnos el pan dignamente”.

Y agregó: “Los trabajadores no somos delincuentes. Los delincuentes están en otro lado y no vamos a permitir que ensucien a la familia municipal”.

Sobre la “falsa denuncia”, el gremialista remató: “Conseguimos todas las pruebas de que los trabajadores son inocentes. Y vamos a denunciar penalmente a los responsables de los hechos y a los que hicieron falsas denuncias. Las pruebas se las vamos a presentar también a la Intendenta Mayra Mendoza. Le pedimos a la compañera Intendenta que rápidamente resuelva el tema”.

Las medidas adoptadas en Tránsito se van a levantar este mediodía a la espera de respuesta de la Intendenta. Y la denuncias penales por falso testimonio fueron presentadas por el letrado de ATE Esteban Corrales.