Luego de una sesión candente en el Concejo Deliberante, la concejal Daniela Conversano reclamó a sus pares reunirse para tratar los temas que afecten a los vecinos, y recalcó: “sin chicanas”. Palabras que generó el cuestionamiento de sus pares con numerosas interrupciones y quite de palabras. Cansada de no ser escuchada y de que no la dejen hablar, Conversano cerró el tema pidiendo que dejen expreso: “No permitieron que un concejal se exprese en este cuerpo”.