En la noche del martes se realizó el plenario del Comité Provincia, de la UCR de la provincia de Buenos Aires, encabezado por su presidente Daniel Salvador, el vicepresidente Carlos Fernández y el secretario general Pablo Dominichini. También estuvieron presentes los diputados provinciales Maxi Abad, Sandra Paris y Alejandra Lordén (vicepresidente del Comité Nacional de la UCR). En la reunión se resolvió dar cumplimiento a lo establecido en el artículo 10 de la Carta Orgánica y proceda a la extinción automática de la afiliación y baja de los padrones partidarios, de los que hayan participado como candidatos o precandidatos en las listas de otros partidos políticos, las hayan avalado públicamente y/o se hayan escindido de los bloques legislativos partidarios.

Esta medida tiene consecuencias directas en Quilmes, donde afecta directamente, entre otros, al diputado provincial, Fernando Pérez, al ex concejal Mariano Camaño y al presidente de la junta electoral local, Nelson Porini , quienes no podrán ser candidatos ni votar en las próximas elecciones internas.

Distinta es la situación del ex Secretario de Cultura Ariel Domene y su esposa, la concejal Daniela Conversano, quienes no podrán ser candidatos por su deuda con el comité local, por no haber realizado los aportes partidarios , por lo que están inhabilitados para ser candidatos, pero no serán excluidos del padrón.

“Están en las últimas”

Uno de los apuntados, Nelson ‘Bocha’ Porini, presidente de la junta electoral de Quilmes por la UCR, le dijo a este medio sobre la determinación del plenario radical, que “esta medida a sólo 23 días del cierre de listas, deja en claro que el salvadorismo sabe que está en las últimas. Esperamos los tiempos del proceso, donde los argumentos que usaremos serán implacables con la política cerrada, servil que práctico Daniel Salvador y quienes quieren un partido chico y de amigos para su sólo beneficio”. Porini agregó que esta definición es compartida por todos los miembros de su sector.