Después de otro cinematográfico robó en el barrio cerrado “Nuevo Quilmes”, los vecinos pidieron explicaciones a la controvertida empresa de seguridad SECURITAS, como también a los desarrolladores (Claudio y Gustavo Grasso, caras visibles de Nicolás ‘Niki’ Caputo) y al intendente del lugar, Alberto Santana, culpando a todos de priorizar negocios y ahorrar en materia de controles contra la delincuencia.

Nuevo Quilmes se transformó en los últimos tiempos en el barrio más inseguro de la zona sur. Pese a ser un barrio cerrado, donde los propietarios abonan jugosas expensas, la inseguridad viene generando la preocupación de la comunidad que intentó resguardarse tras los cercos electrificados y los agentes privados de seguridad, que poco sirven hasta hora por ser escasos y muy poco efectivos.

Tal es la repetición de hechos, los residentes de Nuevo Quilmes le volvieron a exigir a los hermanos Grasso (desarrolladores) como al intendente Santana respuestas concretas sobre el pésimo servicio de SECURITAS, hasta ahora sin respuesta favorable, como la de horas atrás en el Club House.

 

Relato salvaje de una vecina desesperada de Nuevo Quilmes

En las últimas horas se conoció un audio que se distribuyó por vecinos de Nuevo Quilmes de una mujer que había sido robada por seis delincuentes encapuchados dentro de su vivienda: “Hola buenas noches a todas. Les cuento que me entraron a robar Lote X M15. Todo chicas, todo lo que teníamos. Seis tipos armados. Viví lo peor. Nunca en mi vida viví una situación así. Ehh. Nada. Una mierda este barrio. Lo peor”, afirmó la vecina asaltada horas atrás en un grupo de guasap (Escuahrlo en el Canal Youtube ElSuburbano TV)