El rumor está en la comunidad, situación por la cual el flamante defensor del Pueblo de Quilmes, Adrián Carrascal, le requirió a la prestataria Edesur que informe de qué usina eléctrica toma servicio el controvertido barrio privado Nuevo Quilmes de Don Bosco, favorecido en los últimos cortes de energía.
En su escrito firmado el último día de enero, el histórico asesor legislativo quilmeño, hoy Ombudsman, busca desterrar de plano el rumor que aflora en la mayoría de los vecinos de la zona de Don Bosco y Bernal, por lo que quiere contrastar con documentación -que obviamente debe otorgarle la empresa- el servicio que recibe Nuevo Quilmes, comparado con el de los barrios de Villa Alcira y Villa Cramer, ambos lugares que en los últimos días sufrieron numerosos cortes energéticos mientras que las residencias del barrio cerrado, a metros de allí. tenían servicio absolutamente normal.