Junto al director Nacional de Obras Hidráulicas, Mario Gschaider, la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, supervisó los trabajos de conexión pluvial del Colector Iriarte, que evitará futuras inundaciones en la ribera quilmeña.
“Supervisamos la reactivación de la obra de colectora pluvial de la calle Iriarte hasta Mascagni, en Quilmes. En este proyecto se construirá la desembocadura con compuertas y cámara de decantación para ayudar a mitigar los efectos de las inundaciones de la zona provocados por sudestadas y de las precipitaciones. Gracias a la colaboración del Estado nacional, estamos avanzando en obras que mejoren la calidad de vida de nuestra comunidad”, aseguró la Jefa comunal.
Mayra y Gschaider recorrieron la desembocadura del Colector que se está ejecutando en la avenida Iriarte, donde el funcionario nacional señaló que “estuvimos hace 15 días para reactivar la obra del conducto de la calle Iriarte, vimos hoy con muchísimo agrado la fuerte colaboración por parte de la empresa, que tiene un muy buen ritmo de avance, y charlando con los técnicos respectivos tenemos la expectativa de terminar la obra a fines de marzo aproximadamente, si el tiempo nos acompaña”.
Asimismo, detalló que esta obra resuelve y mitiga el tema de las inundaciones desde la calle Lafayette hacia el río: “En estos momentos lo que licitamos fue un frente de obra donde está la desembocadura, con el accionamiento de una compuerta accionada por un motor hidráulico y además cuenta con un decantador para sacar los sedimentos que transporta el conducto”, afirmó Gschaider.
La reactivación de esta obra de saneamiento hidráulico es fundamental para mitigar los efectos de las inundaciones que se producen en la zona debido a sudestadas y precipitaciones.