Aseguran que el Gobierno de Mauricio Macri recortó unos tres mil millones de pesos al presupuesto universitario, lo que recae a la suspensión de obras de infraestructura. El dato se conoció tras un encuentro de universitarios, generando preocupación en la comunidad educativa, ya que en el caso de las universidades, de los 100 mil millones de pesos presupuestados para 2018, el Gobierno ya reasignó tres mil millones, además de suspender obras por un monto no precisado. Situación que repercute duramente en la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ), la que se ve afectada en la paralización de las obras que se desarrollaban en la Casa de Altos Estudios. Edificaciones como la concreción del Aula Magna, y la creación de nuevos laboratorios de investigación y desarrollo. Algo similar sucedería en las universidades nacionales de la Región.