Fuentes cercanas a este medio dejaron trascender que el próximo 28 de octubre finalmente la UCR local tendrá elecciones internas, dado que no habrá unidad ante las fuertes diferencias que se mantienen con la Gestión del intendente Martiniano Molina. “Todos los que se juntaron quieren un radicalismo afuera de Cambiemos”, explicaron. Algunos agregan más cerca de un PJ “moderado”. ¿Será así?. Lo cierto es que quien tenga más recursos, se quedará con el partido. Ni más ni menos que eso.