A través de una campaña de siete jornadas de trabajo, junto a especialistas del Laboratorio Ambiental de Avellaneda, otra vez ACUMAR anunció que llevó adelante la toma de muestras en 35 puntos de la red de agua superficial. El estudio, correspondiente al segundo trimestre del año, se realizó sobre el curso principal del río, sus afluentes y distintos arroyos, involucrando a las 14 subcuencas que conforman toda la Cuenca Matanza Riachuelo.

Los datos recopilados permiten ampliar y actualizar información, índices y herramientas para la gestión, y brindan una imagen actual del estado global de la Cuenca.

Para monitorear la calidad del agua superficial, el organismo estableció y mantiene una red de estaciones y puntos de monitoreo que permiten captar en forma integral el estado de los cursos a nivel de agua superficial, y su comportamiento desde aguas arriba a abajo, con su evolución natural y variantes por el uso del suelo y actividades que tiene la Cuenca.

Esta red considera diversos puntos sobre el curso principal del río Matanza Riachuelo, sus afluentes, distintos arroyos desde sus nacientes y sectores puntuales clave por las actividades y posibles impactos en el ambiente. Se monitorean sistemáticamente seleccionando distintas variantes según objetivos específicos de cada campaña, con posibilidad de obtener datos en todas las subcuencas que conforman la cuenca hídrica del Matanza Riachuelo.

Todos estos análisis son efectuados por la autoridad de Cuenca de manera sistemática, a partir de una planificación anual de tareas. Los datos y resultados son publicados con acceso a toda persona interesada en forma permanente en su web; así también se encuentra a disposición de toda la población diversos informes técnicos, de acuerdo con lo solicitado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en la manda III del fallo del 8 de julio de 2008.