La diputada quilmeña, Mónica Frade, bautizada desde hace tiempo 'Fraude' por varias de sus denuncias judiciales fallidas en los papeles aunque rimbombantes en algunos de sus medios amigos, y en un lapso menor también 'Lavandina¡ por sus increíbles justificaciones sobre remedios caseros contra el Covid-19, otra vez mostró en estas horas su poco apego a la seriedad en materia de comunicación. A esta altura sus críticas suenan casi a una irresuelta situación psicológica personal que a buscar mostrar una verdad contundente.

Muy lejos de la verdad, 'Lavandina' publicó en redes lo siguiente:

"Tercer dia del Lollapalooza. Multitudes reencontrandose con la normalidad.
@QuilmesMuni pide "Pase Sanitario" a vecinos que necesitan realizar trámites.
Amparos a disposición de cualquier vecino afectado.
No hay monarcas".
Nada mas alejado de la realidad, teniendo en cuenta que los organizadores del 'Lolla' justamente decidieron poner especial énfasis en el control sanitario y poder comunicarlo de la mejor manera (ver imágenes). Como sucede en eventos de envergadura también en el distrito de Quilmes.
Cabe agregar que desde el festival prohibieron la entrada de menores de 13 años sin el esquema completo de vacunas, entre otros controles.
Desde la pllítica, a quien no se le pasó este nuevo 'desliz', llamémoslo así, fue al funcionario Quilmeño, Alberto De Fazio. Justamente el secretario de ala administración Mendoza además blanquea su nuevo sobrenombre.
Otra vez la diputada Monica Lavandina Fraude militando en contra de la salud pública y el cuidado comunitario.
Es lo que ofrece el macrismo, nada más.