Un nuevo capítulo se produce en la toma del edificio de la fallida Policlínico Mitre. Propiedad que se encuentra actualmente en juicio por el desalojo de quienes serían los representantes de la multidenunciada Clínica Brandsen. Ahora, el edificio es ocupado por numerosas familias, quienes habrían desligaron responsabilidad de la ocupación sobre Rosendi Adrián y Sandra Massimimo.
  Desde hace tiempo el edificio de Mitre 4078 de Ezpeleta está usurpado. Así lo hace ver la causa que es investigada en el Juzgado en lo Civil y Comercial Nº 9: «Garaycoechea María del Carmen y Otros C/Rosendi Adrián y otro».
  El viejo pedido de desalojo vuelve a generarse con más preocupación por parte del abogado Gerardo Lisanti, tras verificarse que cinco familias ocupan ilegalmente el edificio en el que supo funcionar la Clínica Ezpeleta.
  Tras la afirmación de uno de los ocupantes ante el abogado Lisanti, se indicó que se encontraban ocupando clandestinamente por una familia con dos hijos con el «consentimiento» de Sandra Massimimo y Adrián Rosendi. Ocupación a la que se sumaron cuatro familias más.
  «Las familias que se encuentran ocupando el inmueble carecen de las más mínimas medidas de seguridad e higiene para ser habitado», señaló en el nuevo pedido de desalojo Lisanti, quien advirtió sobre la conexión ilegal de gas, energía y agua por parte de los usurpadores.
  Por esta situación, se solicitó a las empresas prestatarias de servicio que se presenten a verificar las posibles conexiones clandestinas. Y que se ordene el desalojo, y se entregue posesión y tenencia a los propietarios.