El cierre de lista de Juntos en Quilmes tuvo una particularidad que explotó comoreguero de pólvora. Todos le apuntan a la diputada nacional Mónica Frade y a Lilita Carrió del error que puede manchar la lista de Juntos en Quilmes, y  que por expansión terminará manchando a todos los candidatos. En el acuerdo del armado electoral, Frade designó en el tercer lugar de la lista al solanense Walter “Coquito” Fernández, ex persona de confianza de Marcelo Mallo. ¿Pero quién es Fernández?. Su ficha no está tan impoluta como los predicadores de la moralidad afirman. Y según el relato del propio Marcelo Mallo explicó en declaraciones a Radio Wen que “Frade es una denunciadora serial al igual que Carrió con un montón de causas que se van cayendo. La Justicia determina que son causas sin fundamentos”. Pero al hablar de “Coco” Fernández, Mallo no obvió en dePara colnoscribirlo como que “siempre juega a las escondidas. Nunca tuvo un local político”. Párrafos después en clara alusión a Fernández aclaró: “Servilleta se le decía a aquellos que no tenían capacidad técnica de formar parte del organismo, y se tomaban un café y denunciaban compañeros”. “Es un tipo que le vende información a una impresentable como Mónica Frade y a un gigolo traidor como Carlitos Rossi”, remató Mallo, dejando mensajes entre líneas de quienes lo denunciaron falsamente ante la Justicia. Denuncia que lo llevó a estar preso un tiempo en una causa que fue descartada por falta de pruebas y varias mentiras.

Como si esto fuera poco, Frade puso como primer consejero escolar a Ariel Rabone, con la particularidad que no tiene ni siquiera domicilio en Quilmes, sino en Villa Domínico, lo que ademàs demuestra la falta de militantes y referentes de su sector que vivan en el distrito.