La disposición judicial impide que el legislador bonaerense de CAMBIEMOS se acerque y tenga contacto con la denunciante. El escándalo crece. Tratan el jueves el desafuero

 

Un nuevo capítulo se produce en el escándalo político que generó la denuncia de abuso sexual contra el ahora ex presidente de la Cámara de Diputados Bonaerense, Manuel Mosca. El titular del Juzgado Civil N°8, Félix Igarzábal, determinó que Mosca no puede acercarse ni tener ningún tipo de contacto con la denunciante.
La denuncia por abuso sexual, realizada por una militante oficialista, se efectivizó días atrás en la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de la Nación. Por lo que enterado del hecho el legislador -ar-mador territorial del PRO y esposo de la senadora nacional Gladys González- realizó una contra denuncia por extorsión y solicitó su desafuero en el cuerpo, el que será tratado en las próximas horas.
Al conocerse el abuso sexual que es investigado por la Justicia, altos funcionarios de Cambiemos, como Laura Alonso, Pablo Avelluto, el dirigente de la Juventud PRO Peter Robledo, la diputada Silvia Lospenato, y Alejandro Rozitchner, no dudaron en apoyar a la denunciante. Tal fue así, que la propia Alonso acompañó a la joven a una reunión con la gobernadora María Eugenia Vidal para que conociera el caso.
Esta víctima, es una militante del PRO. Hace años que conoce a Mosca, y hace días presentó su denuncia ante la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Aseguran que sería la punta del iceberg de nuevas denuncias que recaerían sobre el legislador Bonaerense y esposo de la senadora Gladys González.
Trascendió que este no sería el único hecho que le apunta de lleno a Mosca. Aseguran que otras seis mujeres evalúan por estas horas radicar sus denuncias ante la Justicia también por hechos de abuso sexual.