Ya 28 años pasaron del asesinato del subcomisario Jorge Gutiérrez, en momentos que investigaba la Aduana Paralela. En 1996 se había llegado a la absolución de uno de los imputados, pero el caso llegó a la Corte Interamericana de Derechos Humanos y en 2013 se exigiò un nuevo juicio por las irregularidades detectadas en el proceso. 

La Sala I de la Cámara de Apelaciones y Garantías de La Plata condenó a prisión perpetua a Alejandro Santillán y Francisco Mostajo. Encontrò responsables del asesinato de Gutiérrez cuando regresaba a su casa en el tren Roca. El Policìa Federal Santillán estuvo imputado como autor material del disparo que mató a Gutiérrez. Mostajo, expolicía bonaerense se mantuvo pròfugo durante 17 años. La pena de prisión perpetua para Santillán y Mostajo había sido reclamada por el fiscal Martín Chiorazzi y por los representantes legales de la viuda de la víctima, Nilda Maldonado, los hijos, David, Jorge y Marylin, y el hermano del subcomisario, Francisco “Barba” Gutiérrez, exintendente de Quilmes.

Según la investigación encarada por Gutiérrez, esos depósitos instalados en terrenos fiscales eran utilizados para guardar cargamentos de droga.