00En una nueva sesión virtual, el Concejo Deliberante trató varios reconocimientos y minutas de comunicación, las que generaron el malestar del oficialismo al punto tal de cruzarse fuertemente con la oposición por la utilización política que se estaba generando.
Todo estaba dado par que sea una tranquila sesión. La primera en tomar la palabra fue la edil Elisa-bet Virgilio, quien solicitó al Ejecutivo que se realicen controles de tránsito o cortes de calles en los corredores gastronómicos.
Posteriormente, la concejal Gabriela Fernández reclamó reglas claras para los comerciantes del distrito: Cómo funciona el sistema de habilitación y criterios para el funcionamiento.
Al turno de la concejal Daniela Conversano la situación comenzó a picantearse. La edil solicitó al Ejecutivo que arbitre los medios necesarios para que todos los trabajadores de la educación del distrito sea vacunado, y se arbitre un lugar exclusivo para que sean vacunados. Minuta que fue aprobada por la mayoría, pero desde el oficialismo no fue acompañada, dado que según la explicación de la presidente del Bloque del Frente de Todos, la campaña de vacunación es provincial y se maneja desde la web del Gobierno Bonaerense.
En otra minuta de comunicación, Conversano reclamó que se destine tiempo durante los recesos escolares para realizar reparaciones en escuelas. Y al momento de solicitar que se pague el bono y se vacune a médicos y trabajadores de la salud, comenzó el pase de facturas entre oficialistas y opositores.
Los primeros no dudaron en reclamar a la oposición que deje de utilizar la pandemia para hacer política a través del canal de Youtube, y solicitaron que ayuden en este tiempo difícil por el que atraviesa la ciudad. Y cuestionaron duramente el rol de Conversano. Situación que rápidamente fue respondida por la oposición, quienes negaron los hechos por los que son acusados pero pusieron blanco sobre negro: «Lo que necesitaron nosotros siempre acompañamos desde el inicio del gobierno». Y no dudaron en exigir la pronta respuesta de pedidos de informes que siguen sin ser respondidos.
Para ese entonces, el presidente del cuerpo Fabio Báez titubeaba en cómo continuar ante las exigencias de sus pares, y principalmente contra las respuestas que rápidamente eran realizadas por Conversano.
Luego se trató la última minuta de comunicación a la que todos acompañaron, la que solicitaba más seguridad en todo el distrito, la poda correctiva de árboles, luminarias, entre otros pedidos.