La Sala II de la Cámara Federal de La Plata sacò de la causa en la que se investiga el presunto enriquecimiento ilícito al ex intendente de Quilmes, Sergio Villordo, a la diputada nacional Elisa Carrió por actuar como “Amiga del Tribunal”. Además, advierte –palabras más, palabras menos- que el Juzgado Federal N° 1 de Lomas de Zamora hizo caso a la legisladora en las medidas adoptadas en busca de pruebas, lo que viciaría la investigación.

 

La decisión firmada por los jueces Lemos Arias y Calitri dejan sin efecto la designación de Amicus Curiae de la diputada nacional Elisa Carrió, dejando a salvo la validez de los actos ya cumplidos”.
La resolución hace mención de excesos y de un magistrado que le hizo caso en todo a la legisladora, pidiendo pruebas que jamàs fueron aportadas. Otra muestra clara del despropósito del manejo polìtico en algunas causas mediáticas, que malgastan fondos del erario público para judicializar sin sentido la política.. 
La medida recae principalmente contra las aspiraciones de la mediática letrada quilmeña Mónica Frade, quien por estos tiempos milita políticamente en el espacio de Carrió, y según datos oficiales viene asesorando a la legisladora por unos 75 mil pesos mensuales que salen la caja de la Cámara de Diputados de la Naciòn, aunque son pocos los que la ven seguido por allí.