El Municipio de Quilmes continúa con el plan de recuperación de arterias y avenidas en distintos puntos de la ciudad. Actualmente ejecuta trabajos de bacheo en 844, entre 876 y 877; 843, entre 898 y Donato Álvarez; 843 y 894 y 845 y 891, en San Francisco Solano.

“Son obras necesarias y beneficiosas para nuestros vecinos porque garantizan mejor movilidad y contribuyen a la prevención de accidentes”, expresó el intendente Martiniano Molina luego de recorrer las mejoras y la puesta en funcionamiento del semáforo de avenida 844 y Donato Álvarez, en respuesta al pedido vecinal.

También, la Secretaría de Servicios Públicos trabaja en la instalación de semáforos en la nueva plaza de San Francisco Solano, 850 y Donato Álvarez; Lebenshon y Reconquista, Bernal; avenida San Martín y Fierro (107), Don Bosco y uno titilante en el cruce de Echeverría y Lavalle, Quilmes.

El plan de bacheo avanza en la avenida Hipólito Yrigoyen y continúa por Lebenshon, con cortes parciales en toda su extensión; Garibaldi, entre Yrigoyen y San Martín; se realiza el desmonte de base en Cerrito, entre Dardo Rocha y Falucho; Crámer y Lomas de Zamora; Río Gallegos, entre Yrigoyen y Cuenca y en la última etapa de la construcción del Parque Lineal de San Francisco Solano.

 

 


Avanza la red AMBA

Se amplió el Centro de Salud La Florida

El intendente de Quilmes, Martiniano Molina, visitó la obra de ampliación y puesta en valor del Centro de Atención Primaria de la Salud La Florida, en el marco de la Red AMBA, y destacó que “avanza a buen ritmo”. Trabajos que incluyen la ampliación y puesta en valor del centro, con la construcción de cuatro consultorios, un baño para personas con discapacidad y un salón de usos múltiples, además de incorporar nuevas especialidades y equipamiento.

“En Quilmes, con la presencia de 29 CAPS, la Red AMBA beneficiará a 320 mil vecinos, quienes tendrán una sala con atención sanitaria de calidad a no más de 15 minutos de su domicilio”, remarcó Molina.

La Red AMBA es el mayor programa de salud pública en la historia de la provincia de Buenos Aires. Tiene como finalidad consolidar el primer nivel de atención y las redes de salud del territorio del área metropolitana para descomprimir las guardias en los hospitales y poner a disposición de los vecinos una atención sanitaria de calidad cerca de sus hogares.

El programa promueve mejoras en varias dimensiones: recursos humanos, modelo de gestión, infraestructura y tecnología; y representa una evolución con la implementación de la historia clínica electrónica.