Estalló el enojo vecinal, y la gestión municipal se vio obligada a dar marcha atrás con la construcción de un Punto Verde en plena Plaza del Maestro de Bernal. Hecho que motivó la llegada de una pala mecánica para tapar el inmenso agujero que se había realizado. Y se aclaró que se efectivizará la puesta en valor del tradicional espacio público bernalense, en Barrio Parque.
En horas de la noche del lunes, una retroexcavadora de la Municipalidad llegó al lugar a tapar el inmenso pozo de más de cinco metros de profundidad al lado del histórico ombú de la plaza. Decisión que comunicó la secretaria de Gobierno, María Angeles Sotolano, durante un encuentro con la comunidad en la Sociedad de Fomento Amigos del Barrio Parque.
Durante el encuentro, la funcionaria informó que luego de tapar el agujero se parquizará la zona dañada por la obra. Mientras tanto un grupo de personas comenzó a taparlo con palas individuales, como un acto de rebelión o posicionamiento político.
El temor se generó ante la falta de consulta y la posibilidad de que el Punto Verde que estaba proyectado se transforme en un basural en pleno Barrio Parque Bernal, donde los lugareños llevasen vidrio, metal, plástico, cartón, papel, aceite vegetal usado, entre otros elementos que puedan ser reciclados.
La falta de diálogo e información comunal generó un comunicado vecinal, donde la comunidad informó que “hace ya varias semanas que comenzó la obra en la Plaza del Maestro, de la que aún hoy en día sabemos poco y nada. En principio nos enteramos por un cartel que esta obra forma parte de la “puesta en valor de diez plazas” como un proyecto de la provincia de Buenos Aires. Luego, a través de canales informales, nos comunicaron que simultáneamente se está llevando a cabo la instalación de un “punto verde” como un proyecto municipal”.
Con la puesta en valor de la Plaza de el Maestro, la Comuna busca la recuperación de los bancos, juegos, estaciones de salud y canchas multifunción, y el mejoramiento de la luminaria y las veredas. Una obra que finalizada transformará el lugar.