Los policías de Berazategui, Ailin Alvarez y Lucas Durante, destinados en el Comando Patrulla local recibieron un aviso al 911 con una víctima de muy baja edad; minutos después arribaron a una finca situada en  9 casi 117, y cuando al llegar la moradoa  cuenta que su beba no respiraba.
Con rapidez, los funcionarios introdujeron a la menor en el móvil policial y entonces Alvarez comenzó a efectuarle maniobras de resucitación cardiopulmonar, lo que generó la reacción de la pequeña.
Posteriormente, los uniformados trasladaron, de urgencia, a la niña y a su progenitora hasta el Hospital Zonal General de Agudos Descentralizado Evita Pueblo, en ese distrito bonaerense.
Médicos del centro asistencial, en el sur del Gran Buenos Aires, lograron luego estabilizar a la criatura, quien se encuentra fuera de peligro.