El Municipio de Quilmes llevó agua y asistió a vecinos que se encontraban en las filas de los bancos y de los centros de salud del distrito como una medida de ayuda a la comunidad ante las altas temperaturas de la jornada, en una semana en la que el Servicio Meteorológico Nacional informó que se prevén máximas entre los 35 y 39°C para las zonas costeras de la provincia de Buenos Aires.