A meses de los disturbios y los reclamos gremiales sobre el presunto vaciamiento, el matarife y frigorífico Penta fue absorbido por la firma estadounidense American Meat Company, instalada en la Argentina como AMT Sud SA desde hace cuatro años. El dato que trascendió es que los nuevos dueños dividieron parte del funcionamiento y las tareas que realizaba el Penta en tres empresas que asumieron la responsabilidad formal del matarife y el frigorífico. No trascendió el monto de la operación.