Finalmente, y tras 15 años de espera, el Juzgado en lo Contencioso Administrativo Nº 1 de La Plata, a cargo de la jueza María Fernanda Bisio, falló a favor de una demanda colectiva iniciada por los vecinos del barrio La Rotonda de Florencio Varela contra la empresa Industrial Varela SRL, dedicada a la fundición de plomo. Fallo que condena no solo a la contaminante empresa, también a la Municipalidad de Florencio Varela y al gobierno Provincial.
Corría el 2011 cuando los vecinos iniciaron una demanda colectiva por el daño en el ambiente y en la salud de la población, solicitando el cese de la actividad contaminante de la empresa Industrial Varela SRL, su relocalización, la remediación del ambiente y la creación de un fondo de compensación ambiental, y por la ausencia de control a la Municipalidad y a la provincia de Buenos Aires en su función de contralor. Demanda que fue patrocinada por el programa de Clínica Jurídica en Derechos Humanos de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Nacional de La Plata.
Tras encontrar responsables al Municipio y a la Provincial ordenó que se presente un plan de recomposición del daño ambiental, estableciéndose el plazo para la presentación en la etapa de ejecución de sentencia, conforme al dictamen del organismo consultor técnico. Por otra parte, ordenó a la Comuna que colabore en el proceso de remediación y en las obras de infraestructura y más.
Mientras que a la empresa Industrial Varela SRL se le requirió que "efectúe el traslado del establecimiento industrial a un predio dentro de un Parque Industrial o que reconvierta su actividad, cesando en las actividades que impliquen utilización y/o fundición de plomo".
En el mientras tanto, la Justicia dictaminó que en forma mensual, el Ministerio de Ambiente Bonaerense deberá presentar ante el Juzgado las mediciones de los niveles de plomo sobre las emisiones gaseosas de la firma, "efectuando la toma de las muestras en momentos en que esté funcionando la capacidad operativa plena de la empresa -todos los hornos- con la intervención conjunta de la entidad designada como perito consultor técnico".
Barrio La Rotonda de Florencio Varela
Está ubicado en el kilómetro 32,5 de la Ruta Provincial N° 36 (Avenida Calchaquí). Cuenta con 32 manzanas habitadas por más de 3.500 personas, rodeadas de un anillo de industrias.
Frente a la empresa Industrial Varela SRL por medio de la calle Berni se encuentran las primeras casas que generaron el alerta ambiental ante el plomo en sangre detectados en niños y niñas, más la evidencia de problemas neurológicos y de crecimiento, de falta de concentración y dificultad en el aprendizaje que experimentaban en la escuela.
Los estudios señalaron que hasta un 50% de los niños que viven sobre la calle que linda con la industria presentaron plumbemia positiva. Un dato que no pasó desapercibido para la comunidad y principalmente para la Justicia.