Al que se lo ve cada vez más seguido en Quilmes, donde su poder fue in crescendo, es al diputado provincial del PRO, Guillermo Sánchez Sterli. Mitad rosca, mitad gestión, suele ser la la combinación que hace Sterli en sus visitas diarias al distrito. Asimismo, el quilmeño colabora también con el varelense Pablo Alaniz, quien tiene la dificilísima tarea de desterrar al PJ de Varela.